Desinfección con máquina de Ozono en Gijón

 

Somos una empresa asturiana de Servicios. Actualmente, estamos teniendo trabajo extra debido a las circunstancias actuales ya que estamos especializados en limpieza y desinfección de todo tipo de ambientes y superficies.

Tenemos en cuenta los elementos que hay en cada estancia a desinfectar: por este motivo, aplicamos diversos y distintos procesos. Por ejemplo, no siempre se puede aplicar la nebulización, ya que es posible que cree ambientes húmedos no recomendados para los equipos electrónicos.

Desechamos todos los materiales utilizados en la desinfección: una vez acabada la actividad, todos los utensilios utilizados por los técnicos, así como sus equipos de protección, son desechados siguiendo las normas del Ministerio de Sanidad.

Hemos introducido un nuevo sistema cuyo uso es para la desinfección de bacterias.
Msoluciona Gijón está especializada en la limpieza con dispositivos de ozono que limpian el aire y las superficies, permitiendo combatir bacterias y desinfectar todas las superficies.

Nuestros servicios están teniendo un mayor número de solicitudes en la provincia, sobre todo en el sector de la restauración, el cual, ya se está preparando para cuando llegue el momento de reabrirse al público con todas las garantías sanitarias. Así mismo, las oficinas, tiendas de ropa, comercios en general, academias, clínicas, y un largo etc.

De este modo, gracias a nuestro equipo podemos utilizar el Ozono (O3), que es el producto natural con el mayor poder bactericida conocido hasta ahora. Su gran poder desinfectante elimina gérmenes, bacterias y hongos con mayor rapidez y efectividad.

El Ozono (O3) es un poderoso desinfectante. No sólo mata las bacterias patógenas sino que además inactiva otros microorganismos que no son sensibles a la desinfección ordinaria. Además, desinfecta, elimina los olores y no deja residuos tóxicos.

La OMS considera el ozono cómo desinfectante más efectivo para combatir los microorganismos de la forma más rápida y eficiente, eliminando bacterias, protozoos, nematodos, hongos, esporas y quistes.

En especial en ámbitos o espacios donde exista riesgo de contagio o afluencia de población en riesgo: niños, ancianos y enfermos.
Su gran poder oxidante disuelve y descompone la suciedad, los gérmenes y los agentes antibacterianos y acto seguido vuelve a la atmósfera en forma de
oxígeno (O2). Por ello se convierte en un excelente aliado para descontaminar y desinfectar respetando en todo momento el medio ambiente. Sin aportar residuos o componentes químicos.