Juegos de memoria para mayores: una buena forma de ejercitar el cerebro

Juegos de memoria para mayores: una buena forma de ejercitar el cerebro

 

Juegos de mesa Los juegos de memoria para mayores son una excelente forma de combatir las pérdidas de memoria y los pequeños achaques del envejecimiento cerebral, pero también de combatir y retrasar síntomas más graves. Con la edad, tendemos a sintetizar peor las proteínas en la sinapsis de las neuronas, lo que da lugar a una memoria más corta y perecedera. Además, se pueden producirse procesos en que el envejecimiento neurológico o bien dolencias propias de las edades avanzadas, producen una paulatina pérdida de memoria a corto, medio y largo plazo.

Mientras que la pérdida de memoria a corto plazo (verbigracia, de aquello que acabamos de conocer o de idear) es algo normal por la menor huella proteínica de la sinapsis, la de medio y largo plazo (por ejemplo, sobre personas a las que tratamos o conocemos desde hace meses o años, o sobre conocimientos que atesoramos desde hace luengo tiempo) ya resulta más grave y preocupante, pues se trata de un síntoma claro de problemas y enfermedades neurológicos de gravedad.

El desgaste que produce la vejez también en el terreno neurológico, debe pues dar lugar a unas exigencias específicas, a unas necesidades que son las del adulto mayor, y que por supuesto difieren notoriamente de edades anteriores. Si se rompe la rutina mental y el automatismo de las actividades cotidianas, resulta mucho más fácil conservar una mejor memoria, y estos juegos que vamos a ver son una de las mejores soluciones para ello.

El juego de memoria para adultos, una forma óptima de ejercicio neurológico

Dentro del mundo de los juegos de memoria para mayores, existen los más diversos tipos, y todos ellos pueden ser provechosos para ejercitar las facultades memorísticas de la persona mayor. Veamos algunos de los ejemplos más sustanciosos:

  • Juegos visuales. Por ejemplo, encontrar las diferencias entre dos imágenes aparentemente idénticas, lo que también ejercita la capacidad de atención del adulto mayor, que asimismo tiende a ser desgastada y menoscabada con los años. También existen en este apartado juegos visuales de imágenes que se repiten y que se ocultan bajo determinadas casillas de una imagen: el jugador debe identificar la imagen que se acaba de repetir: ello se puede realizar con rostros humanos, flores, animales, etc. Ambos tipos de juegos, además, suelen estar disponibles online incluso de forma gratuita, por lo que son especialmente accesibles para cualquier persona mayor que quiera jugarlos. También hay que tener en cuenta los puzzles, que dan lugar a asociaciones mentales y a recordar piezas similares o que pueden constituir continuidades entre sí, lo que al igual que la memoria es un buen ejercicio para las capacidades de atención y concentración.
  • Juegos de mesa. El ajedrez es un juego privilegiado para ejercitar todas las facultades y atributos de la inteligencia, incluyendo por supuesto la memoria. Dentro de esta categoría pueden incluirse también juegos de formar palabras como el scrabble, o también el backgammon, en que se realizan sumas matemáticas de puntos que a su vez condicionan los movimientos de las fichas, lo que también es beneficio para la memoria.
  • Crucigramas y juegos matemáticos. Recordar palabras para formar otras, con las asociaciones mentales que ello conlleva (como se hace en el crucigrama), y por supuesto formar cadenas de cálculos matemáticos (como se hace en el sudoku) es otra forma de muscular, por así decirlo, la memoria, y más en edades que lo necesitan especialmente.

Beneficios de los juegos de memoria para mayores

Como ya hemos podido apreciar, los juegos de memoria para mayores conllevan múltiples beneficios a la hora de mantener y agilizar las capacidades mnemónicas de la persona anciana. Así, pueden poner en marcha mecanismos memorísticos como las asociaciones mentales o los diversos tipos de memoria (sensorial, y a corto, medio y largo plazo).

Así, los juegos de memoria pueden ser esa ayuda que los mayores necesitan para mantener en forma su cerebro.